Exposición «Astillas de tinta y emoción»

Para todo artista el día de su primera exposición es una jornada de gran importancia y emoción.

Durante el año 2019 tuve la gran experiencia de poder exponer por primera vez mis obras en centros públicos de la comunidad de Madrid . Por supuesto es un proceso que me llevó un par de años desde la idea inicial hasta el día de poder mostrarlas al público en una colección que titulé «Astillas de tinta y emoción».

Esta colección invitaba al observador a pasear contemplando cada obra para descubrir un camino lleno de emociones y sensaciones, todo ello con el hilo conductor de la tinta. En este viaje guiado a través de catorce obras de estilo realista, quería mostrar la delicadeza del ser humano y su fragilidad ante el mundo que lo rodea. Una recopilación de emociones mostradas en madera con un estilo delicado y elegante. Mi formación como tatuador se ve claramente en la metáfora que creé entre el concepto de tatuaje y el peso de las emociones en nuestro cuerpo. Al utilizar la madera como lienzo lo que buscaba es acentuar la naturalidad y a la vez la fuerza de cada obra. Con la utilización casi en exclusiva del bolígrafo pretendía plasmar, con toda la elegancia y sencillez posible, mi visión de las propias emociones.

Esta experiencia fue verdaderamente gratificante para mí como artista y como persona. Ver por primera vez mis Obras expuestas al público y contemplar gratamente como la gente se paraba a analizar cada cuadro, a contemplarlo, a comentarlo… es maravilloso ver como un montón de personas dedican parte de su tiempo a disfrutar de tu trabajo. Un trabajo que aunque es muy gratificante, también a veces es muy solitario. Pero todas las horas de dedicación a cada Obra cobran sentido en el momento que alguien se detiene delante de ella y sonríe.

Ver una sala de exposiciones llena de gente, y saber que están ahí para conocer el resultado de tu trabajo, no tiene precio. Aunque muchos de ellos eran familiares, amigos o conocidos, también me sorprendió gratamente ver que otras personas, totalmente ajenas a mi círculo personal, estaban allí acompañándome en ese momento tan importante. Estaré siempre agradecido a todas y cada una de esas personas que me arroparon en ese día tan especial para mí, así como a todas las que se acercaron a ver la exposición a lo largo de los dos meses que estuvo expuesta.

Fue la primera exposición que realicé, y no será la última. Espero que en la siguiente, tú, que estás leyendo estas líneas porque de algún modo te interesa mi trabajo, estés presente y me acompañes en ese momento que sin duda también será maravilloso.

Deja un comentario